Manifiesto

Es imprescindible que nos organicemos, para enfrentarnos juntos a los problemas comunes y crear alternativas para poder acabar con las desigualdades sociales.
Los jóvenes anarcosindicalistas, los jóvenes de la CGT, somos un grupo de estudiantes y trabajadores que nos negamos a aceptar la realidad impuesta. Luchamos por recuperar la dignidad perdida.
Home » » Juventudes Acción Acrata

Juventudes Acción Acrata

Primero, la mayoría de la juventud pertenece no solo a la clase trabajadora sino también a las secciones más oprimidas de esa clase: los desempleados, los no sindicalizados o la capa más baja de los trabajadores... Segundo, los trabajadores jóvenes tienen mucho menos que perder en la sociedad que los viejos trabajadores: los trabajos menos interesantes, la falta de derechos de antigüedad, pocas responsabilidades familiares, y menos deudas. Tercero, están abiertos a ideas nuevas y han sufrido menos lavados de cerebro que los trabajadores viejos. [...] Quinto, están cansados del contenido de la educación en las escuelas y de la disciplina y de la orientación hacia trabajos y carreras en el gobierno y los monopolios. Y sexto, son hostigados por la policía y las cortes para ajustar sus faltas generales.*

Éstas son las circunstancias. Éstos son los motivos por los que l@s jóvenes podemos crear una fuerza transformadora. Éstas son las motivaciones por las que hemos de movernos, por las que hemos de luchar. Por eso hemos y podemos aspirar a un mundo donde nuestra educación no sea motivo de beneficios económicos, donde nuestro futuro no sea una veleta que soplen los grandes empresarios, donde nuestra vida sea realmente propia, y donde el pueblo sea el auténtico soberano de sus destinos.

Hemos querido formar parte de CGT. Hemos querido formar parte de este sindicato porque es bien conocido por nosotros los esfuerzos que realiza, en contraposición a los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, en la construcción de una alternativa a este sistema explotador que todo lo engulle y que nos rodea. Sin embargo, cabe señalar, nuestra intención tanto de colaboración, como de autonomía, con respecto a este sindicato. Con este espíritu, algunos jóvenes anarquistas, hemos decidido tomar la determinación de crear un espacio donde la palabra del estudiante, el precario y en definitiva de todo aquel dispuesto a colaborar, tenga la misma fuerza que cualquier sección de CGT. Y de este modo, ayudaremos a hacer de la organización, un espacio donde la solidaridad entre generaciones forme una sola: la del proletariado.

Es porque el ideario libertario contiene las bases de un completo sistema económico, político y social, basado en el asamblearismo, que somos anarquistas. Y como anarquistas, cumpliremos con tanta fuerza nuestras obligaciones como lucharemos por nuestros derechos. No queremos parásit@s sociales, ni anarquistas de panfleto más preocupad@s por sentirse rebeldes que por transformar el mundo, ni violencias absurdas que desprestigian el movimiento libertario y atentan contra la moral humana. Nosotros nos guiamos por la solidaridad y el libro, armas más poderosas que cualquier llama. Por eso, somos conscientes de que hemos de dar el mejor de los ejemplos, viviendo dignamente con nosotros mismos y con los demás. Pero nuestro discurso, lejos de estar obsoleto, es fundamental y necesario en estos tiempos en que se hace más evidente la incoherencia del sistema capitalista. Así, preferimos alzar nuestras voces, que sentar nuestros cuerpos a la espera, de una fortuna que nunca llegará o el desamparo social. Lucharemos por la transformación social. Construiremos un camino con una amplia presencia en la sociedad y compuesto de una extensa difusión del pensamiento libertario, donde la concienciación de la gente sea el objetivo fundamental. Pretendemos crear grupos que mantengan una labor cultural y constructiva que nos ayude ha enriquecernos a nosotros mismos, y que enriquezca nuestro entorno. Sin embargo, querer adoctrinar -método frecuente en otros sistemas políticos- es el polo opuesto a nuestra intención, siendo ésta la de fomentar el pensamiento crítico e independiente. Si no se piensa por uno mismo, no se es libre. Además, también queremos ser una fuente de información sobre problemas como la vivienda, los estudios, la precariedad laboral, y todos esos problemas que a todos nos atañen, y en especial a los jóvenes. De hecho, haremos de la precariedad laboral y los estudios ámbitos esenciales en los que trabajar, dada su especial importancia.

En definitiva, estamos creando un espacio para los jóvenes que nos vemos identificados en una lucha que no comprende de edades, llevando por nombre “Juventudes Acción Acrata”.

No vamos a conformarnos con un contrato basura. No vamos a permitir que vendan nuestra formación al mejor postor. No vamos a ser las marionetas de nada ni de nadie. No vamos a callar, porque sabemos que un mundo mejor es posible.



Juventudes Acción Acrata
* Donald C. Hodges
Share this article :
 
Jovenes Anarcosindicalistas CGT