Manifiesto

Es imprescindible que nos organicemos, para enfrentarnos juntos a los problemas comunes y crear alternativas para poder acabar con las desigualdades sociales.
Los jóvenes anarcosindicalistas, los jóvenes de la CGT, somos un grupo de estudiantes y trabajadores que nos negamos a aceptar la realidad impuesta. Luchamos por recuperar la dignidad perdida.
Home » » Carta de las detenidas en agradecimiento a la solidaridad recibida.

Carta de las detenidas en agradecimiento a la solidaridad recibida.

Foto: Jose Miguel Alfonso Suarez


En primer lugar queremos agradecer infinitamente vuestro esfuerzo y proximidad que han blindado nuestra fuerza durante todos estos días. Nos habéis hecho sentir un inmenso cariño y una solidaridad que nos halaga y nos hacer sentir parte de una gran familia llena de complicidades. Agradecemos también que hayáis respetado nuestras decisiones y la gestión de los momentos, aunque algunos/as quizás no las hayáis entendido del todo, como nuestra pugna por la libertad incondicional, por encima del retorno inminente a casa.


Nos debemos a todos y todas aquellas a quienes se les ha -y probablemente se les estarán- violando sus derechos y persiguiendo por su defensa, con motivo de sus ideas, pertenencia étnica o definición sexual.

Hemos vivido en carne propia tan solo el portal del horror experimentado por todas aquellas personas reprimidas y torturadas.

Somos conscientes que nuestra condición de extranjeros vuestro apoyo nos han proporcionado una oportunidad única para atrevernos a denunciar la violación de nuestros derechos, que pocos y pocas pueden realizar por miedo a las represalias y debido al muro infranqueable de la eterna impunidad. Denunciando el abuso de poder de las autoridades, podemos mostrar al mundo la cotidianidad silenciada de todos los y las reprimidas.

Combatir la injusticia es tarea y deber de todas, porque a todas nos beneficia. El respeto es patrimonio de la humanidad.

Queremos dedicar también estas palabras a todas las personas presas junto con nosotros en el centro de internamiento. Ha sido una experiencia dura y maravillosa convivir con ellas. Admiramos la valentía y fortaleza de todas ellas, que arriesgan cada día su integridad para realizar su sueño y para sustentar a sus familias. También nos debemos a ellas, que están solas y sin recursos. Todos juntos hemos generado una harmonía de apoyo y ternura y de dignificación dentro de la precariedad, que solo puede entender quien se enfrenta cada día a la incerteza futura y a la impotencia de cualquier reclusión.

Vuestro apoyo es nuestra fuerza.

Un fuerte abrazo y hasta pronto!
Share this article :
 
Jovenes Anarcosindicalistas CGT